Flores de galleta

1077 Visitas
Dificultad: Media Tiempo de preparación: 1 h 30 min Tiempo de cocinado: 15 min Tiempo total: 1 h 45 min

Hoy es el día de la madre, felicidades a todas las mamis. Nos gustaría celebrarlo de otra manera, pero nos toca quedarnos en casita. Habrá mucha gente que no pueda felicitar a su madre porque la haya perdido en esta dura batalla contra el dichoso coronavirus, mucho ánimo para esas personas.
Yo suelo regalar un postre casero, me parece algo más cercano y personalizado. En este caso está claro que no puedo llevárselo, pero para ellas, mi madre y mi suegra, va dedicado este ramillete de flores comestibles.
Muchos besos para las dos. Y a todas las demás mamis que lean esto, que paséis un feliz día.
Espero que os gusten estas originales flores, además están riquísimas.

Ingredientes

Instrucciones

0/8 Instrucciones
  • Echar todo al bol de la amasadora menos los colorantes y el azúcar. Dejamos amasando hasta que se integre todo bien, sacamos la masa, la envolvemos en film y llevamos a la nevera por media hora.
  • Pasado el tiempo cogemos la masa, la separamos en tres partes, dos más grandes que otra. A una de las de mayor peso echamos unas gotas de colorante rojo para conseguir rosa, amasamos bien para integrar el color, el mismo procedimiento con el amarillo para el otro trozo de masa, y con el verde para el trozo de masa de menor tamaño. Llevamos a la nevera otra media hora.
  • Sacamos de la nevera la masa rosa, amasamos un poco con las manos para atemperarla y la estiramos finita con el rodillo y con un cortapastas circular de unos cinco centímetros sacamos círculos. Cogemos 4 y los colocamos según la foto.
  • Espolvoreamos una cucharada de azúcar, y empezamos a enrollar haciendo un poco de presión para ir dando forma a la parte de abajo de la flor. Cuando terminemos de enrollar acomodamos los pétalos a nuestro gusto. Una vez terminadas las vamos dejando en cápsulas de mini magdalenas, que a su vez coloqué en un molde metálico, es para que no se deformen al hornearse, porque sino se desparraman y se caen. Si vemos que en algún momento se hace difícil trabajar con la masa la volvemos a meter en la nevera.
  • Horneamos a 180 grados durante 15 minutos, sacamos y las dejamos enfriar.
  • Cogemos el trozo de masa verde de la nevera, lo amasamos con las manos para atemperarlo, y hacemos igual que antes, lo estiramos finito y con el mismo cortapastas cortamos círculos, pero como vemos en la imagen. De esa manera conseguimos las hojas. Cogemos los trocitos que usaremos para las hojas y les hacemos un agujero en la parte de abajo con un palo de brocheta, que sea amplio, porque al hornear encogen y luego no podremos meter la brocheta. Recomiendo hacer más hojas de las que necesitemos, porque al montarlas es probable que alguna se rompa.
  • Las colocamos en una bandeja para horno y sobre un papel vegetal, espolvoreamos otro poco de azúcar en cada hoja. Horneamos a 180 grados durante 10 minutos, pasado el tiempo sacamos y dejamos enfriar.
  • Vamos con el montaje de la flor. Cogemos un palo de brocheta, metemos las hojas, con mucho cuidado, es mejor irlas girando que meterlas a presión, después pinchamos las flores. Así con todas, y ya tenemos nuestro ramillete de flores comestibles. ¡Buen provecho!

Etiquetas

#Flores  #Galleta  

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *