Pan arcoiris

1176 Visitas
Dificultad: Media Tiempo de preparación: 3 h 20 min Tiempo de cocinado: 40 min Tiempo total: 4 h

Celebrando la entrada del verano y el fin del confinamiento, hoy traemos este bonito pan arcoíris. Dibujo que ha sido emblema de los niños en esta cuarentena, casi todos los niños tenían uno dibujado en su ventana, con el lema todo va a salir bien.
Por fin volvemos a la pseudonormalidad, o nueva normalidad como dice el gobierno.
Hemos pasado lo más difícil, pero ahora está en nuestras manos ser responsables y colaborar para no retroceder y volver a días oscuros.

El pan arcoíris es ideal para las tostadas del desayuno, así nos alegramos el día con esos colorines. Queda firme pero blando, y con un delicioso olor a mantequilla. Recién hecho está muy rico, se come solo, y al día siguiente en lonchas finas y tostadas es una delicia.
Lo guardaremos envuelto en un paño de cocina y a su vez en una caja de pan o táper grande.
A los niños les encanta desayunar una tostada de pan arcoíris.

Ingredientes

Instrucciones

0/10 Instrucciones
  • Echamos en el bol de la amasadora las harinas junto al psyllium y la levadura desmenuzada con las manos. Mezclamos un poco y añadimos los líquidos y la sal. Dejamos amasando unos diez minutos, hasta que esté todo bien integrado y sea una masa uniforme.
  • Una vez pasado el tiempo de amasado ponemos la masa en un cuenco, lo tapamos con film transparente y ponemos a levar en un sitio cálido. Ahora como hace calorcete puede ser en la terraza, patio o ventana, pero que no le dé el sol directo. Yo lo tuve dos horas y media.
  • Pasado el tiempo de levado cogemos la masa y la pesamos, y dividimos el peso entre 8, ya que son siete colores más el central. En mi caso pesó 1146 así que dividimos en trozos de 143. Tened en cuenta que de los primeros colores necesitamos menos cantidad, por lo que del rosa, morado y azul quitaremos 60 gramos, de ese modo nos queda una masa coloreada resultante de 83 gramos. El resto de la masa se puede repartir entre el naranja y rojo que se necesita más cantidad. Es un poco orientativo, porque depende de lo que leve, del peso final y cuánto estiremos la masa para hacer el rectángulo.
  • Comenzaremos con el centro del arcoíris, cogemos una porción del peso que nos ha salido, la amasamos un poco y formamos un churro del largo del molde, yo usé uno de plum cake. Una vez hecho el churro lo tapamos con film para que no se seque.
  • Ahora los colorines, cogemos porciones de 83 gramos y las teñimos de rosa, morado y azul, cuando terminemos de teñirlas las envolvemos con film para que no se sequen y sigan levando, notaréis que el plástico se pone tirante. De igual manera procederemos con el resto de colores.
  • Vamos con el montaje, cogemos la bola rosa y la estiramos formando un rectángulo del largo del churro que teníamos reservado.
  • Una vez estirada la masa la colocamos encima del churro y la acomodamos, como si lo tapáramos con una sábana, cortamos un poco los sobrantes.
  • Igual con el morado, ahora toca estirar para cubrir el churro y la capa de rosa. Y así sucesivamente con todos los colores, los últimos colores hay que estirarlos un poco más ya que tienen que envolver más capas de pan. No hay que dejarla corta abajo porque luego encoge al hornear, ya que el pan leva más, donde lo notaréis es en el rojo, dejad una buena capa larga y no muy fina.
  • Con los recortes podéis hacer panecillos de colores, a mi hijo pequeño le encanta hacer sus creaciones, porque dice que parece plasti jeje.
  • Una vez tenemos todos los colores montados, colocamos el pan en el molde de plum cake forrado con papel de hornear. Precalentamos el horno a 190 grados y horneamos unos 40 minutos. Pasado el tiempo lo sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla y a disfrutar de unas alegres tostadas.

Etiquetas

#Colores  #Pan  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *