Pan de Sant Jordi

1608 Visitas
Dificultad: Media Tiempo de preparación: 2 h 20 min Tiempo de cocinado: 30 min Tiempo total: 2 h 50 min

Hoy es 23 de Abril, día del libro y de Sant Jordi. Es fiesta en varios pueblos y ciudades, y nos gustaría salir a festejar, pero es tiempo de quedarse en casa. En Barcelona y algunas zonas de Cataluña es típico hacer el pan de Sant Jordi, está claro que en España nos encanta comer, y siempre hay asociado un plato típico a un festejo.
Este pan fue inventado por el panadero barcelonés Eduard Crespo en 1988, y difundido por el Gremio de Panaderos de Barcelona. En él se representa las barras de la bandera de Cataluña. Es un pan muy rico y sabroso, ya que entre sus ingredientes lleva sobrasada, queso y nueces.
Hoy traemos nuestra versión sin gluten, espero que la disfrutéis y que la hagáis.
Feliz Sant Jordi.

Ingredientes

Instrucciones

0/9 Instrucciones
  • Echamos en la amasadora todo menos la sobrasada, nueces, queso, pimentón y cúrcuma. Dejamos amasando unos 12 ó 13 minutos. Pasado el tiempo ponemos a levar en un sitio cálido sin corrientes, lo dejaremos unas dos horas. Ya sabéis, en el horno precalentado a 45, cuando alcance la temperatura lo apagamos y metemos nuestra masa en un bol amplio y tapado con film.
  • Transcurrido el tiempo de levado, dividimos la masa en tres partes, una debe pesar un poco más que las otras.
  • Mezclamos una de las de menor peso con la sobrasada, amasamos bien hasta integrarla en la masa, añadimos el pimentón para reforzar el color rojo. Hacemos una bola y reservamos. Cogemos la otra masa de menor peso y la mezclamos con el queso y la cúrcuma, para obtener el tono amarillo. Debe quedar todo bien integrado y de color uniforme. Hacemos una bola y reservamos. Por último cogemos la de mayor peso, y le añadimos las nueces bien picaditas, amasamos bien hasta que estén integradas, hacemos una bola y reservamos.
  • Sobre un papel de horno, ponemos la masa roja, y con ayuda de un rodillo la estiramos hasta formar un rectángulo. Sobre otro papel de horno, así nos aseguramos de que no se pegue, aunque es una masa muy agradecida, ponemos la masa amarilla y estiramos para hacer otro rectángulo del mismo tamaño que el rojo.
  • Ahora cogemos el rectángulo rojo que teníamos sobre papel de horno, y encima colocamos el rectángulo amarillo. Cortamos tiras a lo ancho del rectángulo de unos 5cm.
  • Las vamos apilando, de tal manera que tiene que empezar y terminar por la masa de queso.
  • Cogemos la masa de las nueces y la estiramos para hacer otro rectángulo, con el envolvemos la torre de tiras de masa que teníamos.
  • Ahora cortamos rodajas de unos dos dedos, y las vamos colocando en la bandeja de horno en la que habremos puesto un papel vegetal.
  • Precalentamos el horno a 190 grados, y cuando esté listo horneamos los panes unos 30 minutos. Pasado el tiempo los sacamos y dejamos enfriar. Cuando los sacamos no se ve el dibujo, no os preocupéis, es normal, hay que abrirlo para que se vean perfectamente las rayas. ¡Buen provecho!

Etiquetas

#Pan  

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *